Noticias Destacadas
Inicio / News / LA HERMOSA INFIEL

LA HERMOSA INFIEL

Sevilla, la del Parque de Maria Luisa, la plaza de España, la que tiene una de las catedrales más grande del mundo y su torre giralda única. Sevilla, la de la mejor feria de abril del mundo, la de la Semana Santa más famosa del mundo…

 

Sevilla, la de los tres millones de naranjos en flor. Sevilla, la ciudad única. Sevilla.

Seguramente con motivo, mucha gente, se queja de la suciedad, el desaliño, lo descuidada que está… nuestra Sevilla. Y suele culparse a los ediles consistoriales. Y aunque algo o bastante de razón sí que tengan, también pienso que no sólo los políticos son culpable. Sevilla, esta ciudad la hacemos todos… y todos somos parte del pecado. Sevilla es muy hermosa. Y su hermosura la ha llevado a ser infiel, consigo mismo y  con sus amantes.

Es hermosa.  ¿Quién lo duda?

 

Y, por todo ello (con mucha razón) la han piropeado tanto, que le sucedió lo que a aquella  mujer hermosa… que se lo creyó. Y eso de creérselo… le llevó a la infidelidad.

Sevilla, como aquella mujer hermosa, que sabiéndose hermosa, por naturaleza… muchas veces se ha creído que ya no necesita nada más. Y ahora deja de arreglarse, y luego ya se abandona… Y puede ser que, sin darse cuenta, puede que deje de agradar.

No pretendo hacer un planteamiento “machista” (pues igual podría decirse del varón que se lo cree de tanto sentirse halagado).  Y cuando pierde sus atractivos y traiciona a quien le prometió su amor eterno… Pues deja de ser ella (al no renovarse, actualizarse, saber seguir estando viva…) pues se conforma con vivir con los recuerdos del pasado…

Muchos sevillanos ni conocen todo el arte y la cultura que Sevilla encierra, ni se han preocupado por su tan secular historia, ni siquiera saben dar razón de su impertérrito “enamoramiento”… Pero eso no es amor: amor es estar dispuesto a entregarse sin reservas, a buscar el bien de su amada incluso a costa de muchos sacrificios… Y desde luego hacer por conocerla, conocerla a fondo, vivir cada día haciendo por  conocerla más y más… sin que nunca haya muerte que les separe… Porque a Sevilla… la hemos de querer eterna ¿o no?.

 

José-María Fedriani

%d personas les gusta esto: