Noticias Destacadas
Inicio / Salud / CAMINAR POR LA PLAYA

CAMINAR POR LA PLAYA

Más de una vez, seguro que hemos escuchado decir que caminar por la playa es muy bueno. Pero ¿por qué?, ¿qué hace que caminar sobre la arena aporte beneficios a nuestra salud?

Pues no es nada complicado de entender: hay una serie de razones beneficiosas para andar arena de la playa (en verano cálida arena de la playa) que, para empezar, se relacionan directamente con el sistema cardiovascular, ya que favorece su estimulación al contactar la piel con la arena y se renueva el flujo sanguíneo previniendo, por ejemplo, que la falta de retorno venoso haga que se nos hinchen los tobillos o favorezca aparición de varices.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Según se sabe (es algo científicamente comprobado), por la planta de los pies pasan muchos nervios relacionados con las funciones vitales, por tanto la planta del pie es importante catalizador de sensaciones y su contacto con la arena favorece la relajación y propicia un efecto sedante que libera estrés y facilita una buena expresión de las funciones vitales.

El andar por la arena es una resistencia extra al tener que trabajar de manera más intensa los músculos y, así, verse implicados un mayor número de músculos. De esta manera, tonificaremos el tobillo y esto nos prevendrá de diferentes lesiones.

Además, al andar con los pies descalzos sobre la arena, estaremos en contacto con los minerales que lleva la arena como el yodo, que también nos ayudarán a tonificar los músculos e hidratar la piel.

Otra cosa importante a tener en cuenta: hemos de diferenciar entre caminar por la arena mojada y la arena seca; pues ésta última nos opone una mayor resistencia al andar y, por tanto, para seguir una progresión lógica, a la hora de realizar este saludable ejercicio, comenzaremos andando sobre arena mojada para pasar luego, poco a poco, a la arena seca.

De este modo también evitaremos que aparezcan agujetas u otros molestos dolores que harán que aborrezcamos caminar sobre arena desde el primer día.

Y como prevención no podemos acabar esta información-invitación, sin decir que si andamos por la arena, mejor hacerlo siempre a unas horas prudentes, para que el sol no nos dañe la piel. No olvidemos llevar agua, para que nunca nos falta la hidratación suficiente y, si luce el sol, nos será muy útil usar una gorra o sombrero y, si nuestra piel es sensible, alguna crema de protector solar. Si bien otro consejo muy bueno es llevar alguna fruta (moras, manzanas, ciruelas, guindas, peras, etc.) que, además de refrescarnos, nos servirá de “protector” para la piel, desde el interior, por sus componentes anti-oxidantes.

Y, como ya tantas veces yo he dicho, una vez más lo reitero: existen dos grupos de plantas que son imprescindibles para mantener una buena salud: las plantas de los áloes y las plantas de los pies.

De modo que, aprovechemos el tiempo estival para ¡caminar por la playa!

José-María Fedriani

%d personas les gusta esto: